Pagar por Poder

Pude promoverte Pablo, posicionarte por puras palancas, ¡podrías parecer presidente! Pero preferiste protegerte poniendo pretextos patéticos.

Podías pedirme pausarlo, pedir postergarlo para poder pagarme pero, ¿pedirme perdón por pobre? Perdóname, pero pagarás peor por pendejo.

¿Paraste por plata? ¿Perdiste promociones privilegiadas por pinches pesos? Paraste por puto, porque perfectamente pudiste pedir prestado. Pides poder, pides protagonismo; pides, pides, pides, pero para prevalecer primero precisas pagar, padre.

Por piedad, prepárate para perder puñetas porque, pareciendo pobre, paseándote por pueblos plagados por pura pelusa, pelearás para pasar por persona pudiente, prestigiosa; pepenando pesos para pagarme, pidiéndome permiso para pasármelo por partes. ¿Parezco persona para pedirle pagos por plazos?

Perfectamente podías pagarme Pablito, pero preferiste perderte pisteando, pudriéndote por pedo. Pones pretextos patéticos pero, ¿por pobre?

Perdóname, (pistola) pero prefiero perderte.

(Pum)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s